Afecciones del pene o prepucio    

 

Dentro de las afecciones de las estructuras de pene y prepucio, se distinguen las congénitas, las adquiridas y las secundarias a los procesos mencionados.

 

A) AFECCIONES CONGÉNITAS O HEREDITARIAS

Las deformaciones congénitas del pene o prepucio pueden hacer difícil la penetración, las deformidades más comunes son las desviaciones dentro de las cuales se encuentran 3 tipos:

 

A- DESVIACIÓN EN ESPIRAL

Es común en la mayoría de los toros normales después de la penetración

 

B - DESVIACIÓN PENEANA TIPO SACACORCHOS

Es similar, en esta la desviación se da previamente a la penetración, lo que en la mayoría de los caso imposibilita la misma.

Esta patología es corregible mediante fijación quirúrgica del ligamento dorsal del pene a la túnica albugínea.

 

C - DESVIACIÓN VENTRAL O EN ARCO IRIS y DESVIACIÓN EN S 

Son formas menos comunes de alteraciones congénitas.

 

Imagen: Desviación del pene. Paraguay.

 

D - FRENILLO PERSISTENTE

A menudo se da en razas carniceras (Shorthorn y Aberdeen), en esta patología el frenillo une la parte ventral del glande del pene en dirección ventral o hacia abajo.

Esta deformación se corrige ligando y cortando la banda de tejido.

Imagen: cortesía de The Drost Project (drostproject.org). Frenillo persistente en un toro

 

 

E - PROLAPSO PREPUCIAL CRÓNICO

Es común en bovinos de carne de origen Indico, el prolapso es de 8 - 20 cm, se complica con pisadas, dando traumatismos, edematización y miasis.

 

F - AGRANDAMIENTO DEL DIVERTICULO URETRAL

 

G - PENE BÍFIDO

 

H - FIMOSIS CONGÉNITA

 

I - HIPOPLASIA PENEANA

 

 

B) AFECCIONES ADQUIRIDAS.

 

HEMATOMAS: La fractura de pene o quebradura de verga, es una afección común del reproductor bovino debido a la violencia del acto sexual o a la inexperiencia de las primeras montas.

Aunque se le denomina trauma de pene, no siempre se produce la ruptura o desgarro del órgano, siendo en muchos casos una lesión muscular interna o externa sin llegar a ser fractura.

Los hematomas pueden ser desde pocos centímetros cúbicos de sangre, hasta de varios litros; pueden ser intra o extrapeneano, tomando en cuenta la extravasación o no del líquido fuera de las estructuras del pene.

Se clasifica a una fractura de pene en:

·       Extrapeneana                - a nivel de fórnix y escroto (difuso o localizado)

                                               - a nivel de S peneana

                                                - en boca prepucial

·       Intrapeneana  

 

Sintomatología: se aprecia una tumoración fusiforme acompañando al pene de uno o ambos lados, ubicada preferentemente por delante del escroto, tensa y edematosa. Hay imposibilidad de protruir el pene (fimosis o prolapso) pero si la presión superior es muy grande se puede llegar a producir protrusión del prepucio, hasta del pene, pueden no presentarse manifestaciones generales como ser acortamiento del pene, rigidez, dolor y leve arqueo del lomo, hinchazón es zona craneal del escroto.

Puede haber prolapso prepucial secundario al edema que se forma.

Empieza con una hinchazón leve y fluctuante, luego firme y dura, el dolor es evidente; hay resistencia e incapacidad del animal a la copula, pueden presentarse adherencias, para lo que debe hacerse un diagnóstico diferencial con tumores, fibrosis crónicas y rotura de uretra.

 La punción diagnostica debe ser aséptica, es común que los hematomas del bovino se absceden por lo que en condiciones de campo es conveniente la cirugía inmediatamente posterior a la punción; es preferible no puncionar y posponer el diagnostico si no se cuenta con los medios para la cirugía; el líquido de la punción según sea sangre o suero nos está indicando la evolución del proceso.

 

Tratamiento: como primeras medidas ante un caso de este tipo se hace:

·       El retiro inmediato del toro del servicio

·       Antibióticos sistémicos y coagulantes

·       Duchas de agua fría a nivel de la lesión

 

1 - Hematoma pequeño: es solucionable sin cirugía, se puede inyectar intrahematoma hialuronidasa, derivados de la heparina sobre piel, diuréticos y antibióticos.

2 - hematoma mayor: se aplica un tratamiento preoperatorio durante 7 - 10 días posteriores al accidente, la intervención se practica por medio de una incisión vertical en el lugar más prominente de 1 o ambos lados del pene, se limpia el coágulo para evitar la formación de un anillo fibroso, y se sutura solo piel, en cirugías a campo no se sutura ni albugínea ni conjuntivas, se deja colocada una mecha por 48hs con tripsina y se aplica una terapia de antibióticos.

3 - Hematoma difuso : la extravasación sanguínea  se extiende del escroto al fórnix , siendo necesario incidir a nivel de 3 puntos el hematoma y dejarlo como esta , se administra una terapia  a base de diuréticos y antibiótico sistémico; realizando un movilización diaria del pene para evitar las adherencias , esto se puede hacer acercándole diariamente una vaca preferentemente en celo, contra un alambrado (pero nunca debe saltarla) se espera un periodo de 3 meses de recuperación para volverlo al servicio.

En este tipo de lesiones el resultado es bueno si se opera en el momento adecuado (entre los días 4 - 10 posteriores a la lesión) y se lleva un postoperatorio correcto, si se deja pasar mucho tiempo el riesgo de organización conjuntiva (adherencia) o de formación de abscesos es alto.

Los abscesos post operatorios deben drenarse preferentemente hacia la cavidad prepucial para prevenir la formación de adherencias entre prepucio y piel.

 

HERIDAS:

Son afecciones propias del aparato reproductor con las mismas etiologías que un hematoma, las más comunes son a nivel de mucosa parietal y menos en el glande.

Se clasifican según su ubicación y etiología en:

·       En mucosa prepucial

·       En el pene

·       En boca prepucial

·       Por estrangulamiento de pelos

·       Por arrancamiento de papiloma

 

Sintomatología: las heridas y desgarros en la mucosa parietal se acompañan de intensa inflamación y edema, pudiendo llegar a grandes dimensiones; en general presentan posición anterior, correspondiendo a la forma de la cavidad prepucial.

El edema no suele producir más que un pequeño prolapso prepucial, siendo la evolución más común el absceso.

En cambio las heridas del glande suelen producir prolapso peneano primero intermitente y luego permanente con intenso edema y alteraciones de la mucosa, si la herida está en el extremo peneano puede llegar a producir uretritis que puede impedir la micción

La gangrena del pene y de la mucosa puede presentarse sino se trata bien este tipo de lesión.

 

Diagnóstico: por inspección digital cuando no se puede protruir el pene, también el vaginoscopio tubular, pero es muy doloroso, y no sirve si la inflamación es muy grande.

 

Tratamiento: diuréticos, antibióticos sistémico y local de amplio espectro, cicatrizantes; en caso de que la lesión lo imponga puede realizarse una cirugía menor de reactivación de los bordes.

La amputación de pene puede realizarse si el proceso es irreparable, a pesar de que se presenta un gran hemorragia, se detiene de forma espontánea rápidamente; el glande se amputa sin ligadura ni sutura, si la parte extraída es pequeña el toro puede incluso servir para monta natural.

La amputación de una parte mayor requiere de la fijación de la mucosa al pene por puntos de sutura separados, se hace un pequeño corte longitudinal de 0,5 cm en el estrecho uretral para evitar estenosis del orificio; se aplica antibiótico local y sistémico, el cuadro evoluciona favorablemente, pero pierde totalmente la capacidad reproductiva.

 

PROLAPSOS

El prolapso pendulosos que ocurre en razas Bos indicus o la tendencia de eversión prepucial que ocurre en algunas razas, pueden provocar traumatismos, cambios inflamatorios y termina en un prolapso prepucial o fimosis. Los animales son incapaces de hacer protrusión o es muy poco a través del orificio prepucial.

El trastorno se puede corregir por amputación quirúrgica de la mucosa prepucial prolapsada.

 

TUMORES:

Los tumores del glande del pene en ocasiones pueden evitar la protrusión del pene.

Los fibropapilomas de origen viral se observan a menudo en el glande del pene en toros de 2 años de edad, estos se rehúsan a servir o son incapaces de lograr la penetración.

Puede ocurrir una regresión espontanea del tumor pero por lo general se realiza la extirpación quirúrgica o la vacunación con vacuna de origen tisular.

Los tumores de pene pueden causar fimosis, parafimosis e impedir la copula normal

En el perro el tumor venéreo transmisible es bastante común, son friables y sangran fácilmente,

El tratamiento es quirúrgico, con una terapia a base de antibiótico y citostáticos.

 

C) PROCESOS SECUNDARIOS 

Se producen como consecuencia de traumas, heridas y otras afecciones.

 

ABSCESOS:

En esta lesión es muy importante la presencia de un microorganismo - Corynebacterium pyogenes - el que se encuentra en la mayoría de los diagnósticos de absceso de pene, además hay que tener en cuenta 2 elementos que son, la tensión que se produce en la zona lo que impide la fluctuación y la diferencia de temperatura con relación a las zonas vecinas.

Puede apreciarse varios abscesos a la vez o sucesivamente en el tiempo, a uno, ambos lados o sobre la línea media. Tienden a abrir espontáneamente hacia la piel o hacia la cavidad prepucial complicando el proceso. Terminan siendo sustituidos por tejido fibroso.

La abertura de un absceso debe hacerse en piel, en forma vertical, para evitar adherencias, se coloca enseguida una mecha, tripsina, antibiótico local y sistémico y diuréticos.

Las consecuencias postoperatorias de un proceso de este tipo pueden ser las adherencias y las tumoraciones fibrosas.

 

ANILLO FIBROSO

Es una lesión que se presenta como un estrechamiento fibroso circular, producido no solo por lesiones en el lugar, sino también por procesos en otros lugares que dan edemas en declive, produciéndose luego el anillo por la organización conjuntiva.

El tratamiento consiste en la incisión del anillo en dirección del eje peneano en uno o 2 lugares, tomando todas las neofibrillas conjuntivas, no se sutura, se aplica tripsina antibióticos y diurético; Si hay pliegues fibrosos de mucosa, se extraen y se une la mucosa por puntos separados, si se produce la formación de un anillo fibroso se opera nuevamente luego de 3 meses.

Es muy importante el tratamiento médico con el antibiótico y el diurético.

 

ADHERENCIAS

Las adherencias del glande van desde la mucosa visceral a la parietal, en la porción posterior del glande, pudiendo darse:

·       Desde glande a piel

·       Desde el pene al conjuntivo

·       Desde el pene a los músculos retractores prepuciales con fibrosis de estos.

Puede asentar en cualquier lugar del miembro desde la curvatura distal de la S peneana al fondo del saco prepucial.

Se originan de lesiones capaces de producir una reacción de tejido conjuntivo que une diferentes planos anatómicos; el bovino es muy propenso a esto, por extracción del pene y palpación se comprueba es cordón fibrosos; si no puede realizarse la extracción por la extensa adherencia, se extrae con 2 hemostáticas pinzando y reinvirtiendo la mucosa en varias etapas, cada vez más profundamente.

El tratamiento consiste en hacer tensión sobre el extremo peneano, luego se incide verticalmente en piel donde se manifiesta la fosa de inserción, se cortan las adherencias con bisturí, tratando de lesionar lo menos posible las estructuras del pene; cuando externamente no se manifiesta la inserción, se palpan los cordones fibrosos que se asocian en la misma forma.

Las adherencias del pene a nivel de la flexura sigmoidea por inyección de anestésicos locales para bloquear el nervio dorsal del pene, impiden la elongación de la curva en S y la protrusión normal del pene.

Las adherencias de las partes caudales del prepucio o de la pared abdominal producen fimosis y son más graves que las producidas cranealmente en prepucio, por lo general son secundaria de lesiones del prepucio.

 

PARAFIMOSIS

Es una patología que produce edemas, hinchazón y balanopostitis.

Puede deberse a estrechez congénita del orificio prepucial o ser una causa secundaria de una infección, trauma, etc.

No es común en razas lecheras

El pronóstico es reservado, dependiendo de la rapidez del tratamiento y del grado de traumatización, se debe evitar el edema elevando el pene, en casos de necrosis o prolapso crónico hay que amputar el pene.

 

BALANOPOSTITIS

Es la inflamación de glande y prepucio.

En casos graves la hinchazón aguda, dolor y cicatrices pueden dificultar o retardar la copula.

Incidencia: es mayor en toros (17,15%) que en carneros (1,6%).

Etiología: Las causas pueden ser infecciosas o traumáticas, puede darse una estenosis prepucial, adherencias del pene o prepucio y dolo o incomodidad.

Traumas por contacto con espinas, etc. en campos sucios (flora del prepucio), mosca de los cuernos, infecciosas (IBR), las dietas hiperproteicas (predisponen tanto a toro como a carnero) (aumentan la excreción de amoníaco por la orina, o la flora normal del prepucio metaboliza la urea que está en la orina y produce amoníaco).   

La cavidad prepucial puede contener normalmente amplia variedad de m.o patógenos y saprofitas; en general la balanopostitis no se acompaña, en la cavidad prepucial de la presencia de m.o con excepción de la tuberculosis e IBR.

El trauma y la laceración facilitan la entrada de m.o provocando la inflamación, dolor y supuración

Signos: hay inflamación visible con intenso dolor. Se pueden producir fimosis (por procesos cicatrizales) o dificultad en la cópula (por adherencias que desvíen el pene, etc.). También pueden formarse lesiones ulcerativas por exceso de proteínas. Son frecuentes las infecciones que complican los cuadros.  

Pronóstico y tratamiento: se puede producir la regresión en 1 o 2 semanas si no hay complicaciones como miasis o fimosis. Como tratamiento se recomienda el reposo sexual por 45 a 60 días, acompañándolo con lavados prepuciales con antibióticos o acriflavina, pero evitando el uso de antisépticos irritantes. El tratamiento que se aplica es reposo sexual, terapia con antibiótico local, se recupera en aproximadamente 2 semanas; si es de naturaleza infecciosa no debe usarse este animal para el servicio.

 

FIMOSIS

Estenosis del orificio prepucial, por lo que el pene no puede exteriorizarse a través del prepucio.

 

Naturaleza:

Congénita: se manifiesta tras el parto.

Adquirida: se instaura como consecuencia de heridas, retracciones e inflamaciones crónicas.

 

Cuadro clínico:

Alteraciones en la micción 

Acumulación de orina en el interior de la cavidad prepucial, 

Signos de constante goteo de la orina 

Inflamación prepucial e infecciones bacterias secundarias 

 

Diagnóstico: inspección visual

 

Tratamiento según el tipo de animal:

Animales no destinados a la reproducción y no presenten síntomas de enfermedad no está indicado el tratamiento quirúrgico

Animales destinados a la crianza es aconsejable la reconstrucción quirúrgica del orificio prepucial

 

 

 

Texto: Javier López

 

 

 

Tema: Afecciones del pene o prepucio

Toro con lesión en el prepucio del pene

Carmen | 12.03.2020

Mi toro se desprendió parte del prepucio del pene al bajar del transporte

tengo un toro que al momento de la monta antes se le sale el pene y no puede dar en el blanco

edgar reyed | 16.04.2018

Que puedo hacer

Re: tengo un toro que al momento de la monta antes se le sale el pene y no puede dar en el blanco

Cristian huanuco | 17.06.2020

Q puedo hacer

Tengo un toro inflamado

Guillermo Rodero E | 13.10.2017

El toro ta inflamado todo el pene y la punta está gruesa que puedo a ser con el toro ya le e colocado inflamatoria

Torete de un año con el prepucio expuesto e inflamado

Vicente | 01.06.2017

Torete de un año con el prepucio expuesto doblado e inflamado pero si puede orinar que tratamiento le pongo (me imagino que se lastimo en las primeras practicas de monta)?.

Re: Torete de un año con el prepucio expuesto e inflamado

toro | 01.07.2017

tiene 3 ano sele incho la punta no puede sacr el pene

tengo un torete con los huevos inchados y pene e fuera

karla | 28.03.2017

Q me sugieren hacer ayuda x favor

TORO PENE INFLAMADO

MANUEL | 28.11.2016

Hola tengo un toro de unos 5 años que se le ha inflamado la piel de la punta del pene y no es capaz de sacar el prepucio, lo he observado y no lo he visto orinar con normalidad y tiene infección por dentro, le hemos puesto antinflamatorio pero no le ha bajado la inflamación, le hemos inyectado yodo con una jeringa por el caño de orina para lea infección pero sigue igual ¿que mas podemos hacer ya que lo que quiero por ultimo es sacrificarlo?

Re: TORO PENE INFLAMADO

emvz sergio | 01.02.2017

Llévalo con un médico veterinario zootecnista que tenga experiencia en bovinos

Re: TORO PENE INFLAMADO

Victor E. Chávez Oberto M.V. | 14.05.2017

Por lo que comentas es un caso de acrobustitis, una vez que esta evoluciona (como describes) el tratamiento es obligatoriamente quirúrgico y aun asi el postoperatorio debe ser muy bien llevado para lograr los mejores resultados; hemos tenidos excelentes experiencias tratando casos con mas de 2 meses de evolución, con el prepucio prolapsado y ulceraciones pero sin adherencias y otros casos con no tan buenos resultados atribuidos a un mal manejo postquirugico... un cirujano veterinario que maneje la tecnica es la mejor alternativa a tu problema. Saludos

1 | 2 >>

Nuevo comentario